Leche de semillas de lino

Leche de semillas de lino

Las semillas de lino son un superalimento con más de 6000 años de história. Estas semillas contienen ácidos omega-3 vegetales y ácidos alfa-linolénico que actúan como potente antiinflamatorio. Existen dos tipos, las de lino marrón y las doradas y están repletas de minerales como el manganeso y el magnesio,vitamina B1 y proteínas vegetales. Son la mayor fuente de lignanos que puede obtener un humano en su dieta y estos son capaces de restablecer el equilibrio hormonal y que tienen actividades estrogénicas y antiestrogénicas. La linaza contiene aproximadamente siete veces más lignanos que el segundo más cercano, las semillas de sésamo.

Leche de semillas de lino

Está totalmente demostrado que las semillas de lino pueden ayudarnos a reducir el riesgo de cánceres asociados con hormonas [1], ayudan a perder peso y reducir la grasa corporal [2], puede disminuir los síntomas de la menopausia y reducir el riesgo de padecer osteoporosis [3], ayuda a combatir el síndrome premenstrual [4], ayuda a combatir las enfermedades digestivas [5], regula la presión arterial y controla la diabetes [6] entre otros muchos beneficios.

Beneficios de la leche del lino

– Alto contenido en antioxidantes: Este es quizás uno de sus mayores beneficios. Contiene lignanos que son polifenoles que están en la fibra del lino. Tienen un efecto antienvejecimiento, puede regenerar las células o aportar equilibrio a las hormonas ya que ayudan a reducir el daño que producen los radicales libres.

Encontramos polifenoles en todas las verduras, frutas, las legumbres, las semillas, cereales, pseudocereales, frutos secos, en el té, el cacao o raíces. Es por eso que debemos llevar una alimentación equilibrada libre de malos hábitos como el tabaquismo, la comida ultraprocesada, el alcoholismo o la sobremedicación y en cambio comer de manera sana y practicar deporte y meditación.

Beneficios de la leche del lino

Contiene fibra que ayuda a perder peso: El lino contiene una goma llamada mucílago que es soluble en agua y que viaja a través del intestino sin digerir. Hace que los alimentos de nuestro estómago vayan más despacio hacia el intestino delgado por lo que la sensación de saciedad es más duradera.

Es muy bajo en carbohidratos y muy alto en fibra, por eso ayuda a limpiar el colon, perder grasa y saciar por más tiempo. Con tan solo dos cucharadas de lino al día conseguimos proporcionar a nuestro cuerpo el 25% de fibra diaria que necesitamos, por eso, beber leche de lino te aportará gran parte de la fibra que necesitas.

Es un potente regulador de hormonas: Los polifenoles como los lignanos que contiene el lino se forman gracias a las bacterias del intestino y aportan actividades estrogénicas y antiestrogénicas. Los efectos antiestrogénicos en el tejido reproductivo pueden reducir el riesgo de padecer cánceres asociados con hormonas como el de mama, el de útero, ovario y próstata, mientras que los efectos estrogénicos en los huesos nos ayudan a mantener la densidad de los huesos [7].

Contiene ácidos grasos omega-3 y ácido alfa-linolénico: Estos ácidos grasos son un tipo de omega-3 llamado ALA diferente del del aceite de pescado contiene EPA y DHA y que tienen efectos antiinflamatorios. El ácido alfa-linolénico (ALA) es un ácido graso poliinsaturado n-3 que ayuda a reducir el riesgo de enfermedad coronaria e hipertensión, mejora la función de las plaquetas, reduce la inflamación, promueve la función de las células endoteliales, protege las arterias y reduce las arritmias [8].

Ayuda a mantener el cabello y la piel sanos: Los ácidos grasos omega-3 llamados ALA proporcionan ácidos grasos esenciales y vitaminas B que hacen que tu pelo esté más fuerte y resistente y ayudar a nutrir un pelo descamado y seco. Las semillas de lino contienen, biotina y ácido fólico que aporta oxígeno al folículo piloso, vitamina C

También ayuda a cuidar tu piel desde dentro, equilibra el pH de la piel, es lubricante, mejora la resistencia a la tracción o la elasticidad de la piel, mejora la capacidad de retención de la humedad de la piel, elimina manchas en la piel, ayuda con la cicatrización de heridas y contribuye a nutrir y darle brillo a la piel. La vitamina E o α-tocoferol que es la vitamina que predomina en la piel, que contiene hace que se produzca más sebo que es lo que da brillo a la piel. Previene los signos del envejecimiento y aportar colágeno a la piel [9].

Ayuda a reducir el síndrome premenstrual y síntomas de la menopausia: En una revisión sistemática realizada por la Universidad de Ciencias Médicas de Mashhad, en Irán en el año 2018 concluyeron que tanto el lino como el extracto de raíz de valeriana, el hipérico, jengibre, hinojo, germen de trigo, melisa, manzanilla o la cúrcuma pueden mejorar significativamente el síndrome premenstrual desde el primer ciclo menstrual e ir mejorando a medida que pasa el tiempo tomándolo regularmente [10]. También es capaz de regular el ciclo menstrual y normalizar el período entre la ovulación y la menstruación, es decir la fase lútea.

Sirve también de apoyo al tratamiento hormonal que reciben algunas mujeres para tratar los síntomas de la menopausia. Ayuda a reducir el riesgo de padecer osteoporosis en la época de la menopausia gracias a su capacidad de regular los estrógenos. Los lignanos equilibran los estrógenos de tal manera que aportan propiedades tanto estrogénicas como antiestrogénicas, y es por eso las semillas de lino pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer osteoporosis [11].

No contiene gluten: En la dieta sin gluten, las semillas de lino cumplen muchas funciones como por ejemplo como sustituto de la leche de vaca, puedes hacer leche de semillas de lino que además de ser antiinflamatoria contiene antioxidantes, omega 3 y tiene múltiples propiedades como puedes ver en este apartado. Sirve como aglutinante, sustituto del gluten en panes y bizcochos, que es lo que hace que no se desmoronen.

Normalmente los granos con gluten son difíciles de digerir, sin embargo las semillas de lino ayudan a la tracto digestivo, especialmente de las personas que padecen enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten, se digieren y metabolizan con mucha facilidad. Añade humedad y esponjosidad a las recetas a la vez que aporta otros beneficios como el de atrapar la grasa y el colesterol en el sistema digestivo.

Puede reducir el riesgo de cánceres asociados con hormonas: Las semillas de lino forman parte de ciertas dietas anticáncer ya que ayudan a prevenir y como coadyuvante a los tratamientos. Existe un estudio del año 2015 realizado por el American Association for Cancer y publicado por en el Journal of Clinical Cancer Research que afirma que ingerir semillas de lino como parte de la dieta tiene el potencial de reducir el crecimiento tumoral en pacientes con cáncer de mama.

Cómo te he explicado más arriba las bacterias del intestino convierten los lignanos de las semillas de lino en unos tipos de estrógenos que ayudan a equilibrar las hormonas que a su vez reduce el riesgo de padecer cánceres relacionados con las hormonas como en el cáncer endometrial o el cáncer de ovarios [12].

Regula la presión arterial, la diabetes y disminuye los niveles de azúcar en sangre: Las semillas de lino han conseguido resultados extraordinarios en estudios como el que se realizó en Centro de Investigación del Hospital St Boniface, 351 Tache Ave, Winnipeg, Manitoba, Canadá, en el que se afirma que la linaza tiene una potente acción antihipertensiva dietética en pacientes hipertensos [13]. Puede disminuir la presión arterial diastólica y sistólica según se demuestra en este informe.

Las semillas de lino son muy efectivas para las personas que padecen diabetes ya que pueden regular los picos de azúcar en la sangre [14]. También ayudan a mejorar la sensibilidad a la insulina en personas que no toleran bien la glucosa [15].

Puede reducir los niveles de colesterol y la hiperlipidemia: Implementar con semillas de lino en tu dieta puede reducir los niveles de colesterol haciendo que expulses la grasa y el colesterol en sí mismo acumulada, a través de las deposiciones gracias a que la fibra soluble de la linaza la arrastran sin que el intestino lo absorba. También puede atrapar la bilis que se compone de colesterol. Esta bilis es expulsada a través del sistema digestivo a lo que el cuerpo responde produciendo más usando el exceso de colesterol que tenemos en la sangre.

Se ha demostrado que las semillas de lino pueden reducir los lípidos que se acumulan en la sangre y que provocan la hiperlipidemia. Esta es una enfermedad que produce grasas en la sangre y cardiopatía isquémica. Tomar 30 gramos de polvo de linaza crudo todos los días durante 40 días reduce los lípidos en sangre [16].

Leche de avellanas
Leche de arroz
leche de soja
Leche de anacardos
Leche de sesamo
Conservar leche vegetal
Leche de almendras
Leche de soja
Leche de coco
Leche vegetal
Comprar leche vegetal
Recetas con leches vegetales

Cómo hacer leche de lino

Hacer la leche de lino en casa requiere el conocimiento de ciertos trucos que si no los aplicamos lo que conseguiremos es una leche vegetal gorda y espesa intragable. Esta bebida es ideal para obtener la cantidad mínima diaria de ácidos grasos omega-3 y ácido alfa-linolénico.

Cómo hacer leche de lino

Además te ayuda a perder peso, a cuidar tus niveles de colesterol, regular la presión arterial, reducir la diabetes y tiene un alto contenido en antioxidantes. Además la pulpa te servirá para hacer recetas de bizcochos o hamburguesas vegetales.

Ingredientes para preparar esta bebida de lino en casa
  • 1 cucharada colmada de semillas de lino dorado (15 gr. aproximadamente)
  • ½ litro de agua natural
  • Colador de tela, chino o bolsa de algodón
  • Batidora de vaso o batidora americana
  • Opcional: canela, vainilla, dátil…

Pasos para hacer leche de lino casera

– Pon 15 gr de de semillas de lino dorado, que equivale a una cucharada sopera, en un vaso de agua y déjalo reposando toda la noche.

– A la mañana siguiente pon estas semillas en un colador y lávalas todo lo que puedas para quitarles el gel o mucílago que sueltan. Este paso es muy importante porque si no te quedará una leche intragable.

– Añade en el vaso de la batidora las semillas limpias y el ½ litro de agua natural. No uses agua caliente porque activarás el mucílago de manera exagerada. En este momento puedes añadirle otros ingredientes como cáscara de naranja, endulzantes cómo dátile o incluso vainilla. Bate durante por lo menos 3 minutos en posición fuerte.

– Cuela la leche con tu colador de tela o chino. Verás que tiene una textura densa, este es el momento de añadirle agua a tu gusto, poco a poco hasta que tenga la textura que más te guste.

– Guarda la pulpa para añadirla a tus hambuguesas vegetales. Te ayudará a que la masa no se desmorone cuando la tengas en la plancha. Puedes ver esta receta en Recetas con la pulpa sobrante de haber hecho leche vegetal.

Cómo hacer leche de lino casera manualmente

Video receta de leche de semillas de lino casera manual

Cómo hacer leche de semillas de lino casera a máquin

Video receta de leche de semillas de lino con Vegan Milker

¿Cómo conservar la leche de lino?

La leche de lino se conserva muy bien en la nevera. Dura entre 3 y 5 días, dependiendo de si es invierno o verano y si en tu lugar de residencia hace más o menos frío. Este tipo de leches en verano suelen durar menos. También puedes congelarla, sin embargo, te recomiendo que hagas de ½ litro en medio litro para que no tengas que congelar.

Enlaces a estudios

[1] Gerson Luis FACCIN, Letícia Adélia MIOTTO, Leila do Nascimento VIEIRA, Pedro Luiz Manique BARRETO, Edna Regina AMANTE. Chemical, Sensorial and Rheological Properties of a New Organic Rice Bran Beverage. Department of Food Science and Technology, University Federal of the Santa Catarina, Rod Admar Gonzaga, 1346—Itacorubi Florianópolis, SC, CEP 88034001, Brazil. Received 5 January 2009, Accepted 23 April 2009, Available online 8 October 2009.
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1672630808600839

[2] Mitchell, Cheryl R. (446 N. Powers, Manteca, CA, 95336), Mitchell, Pat R. (446 N. Powers, Manteca, CA, 95336), Nissenbaum, Robert (750 Homer Ave., Palo Alto, CA, 94301). Nutritional rice milk production. United States. 4744992 http://www.freepatentsonline.com/4744992.html

[3] Kawaguchi M, Nishikoba N, Shimamoto S, Tomonaga S, Kohrogi R, Yamauchi Y, Fujita Y, Ohtsuka A, Ijiri D. Feeding the Outer Bran Fraction of Rice Alters Hepatic Carbohydrate Metabolism in Rats. Nutrients. 2020 Feb 7;12(2). pii: E430. doi: 10.3390/nu12020430. PubMed PMID: 32046170.
https://www.mdpi.com/2072-6643/12/2/430

[4] Khat-Udomkiri N, Toejing P, Sirilun S, Chaiyasut C, Lailerd N. Antihyperglycemic effect of rice husk derived xylooligosaccharides in high-fat diet and low-dose streptozotocin-induced type 2 diabetic rat model. Food Sci Nutr. 2019 Dec 9;8(1):428-444. doi: 10.1002/fsn3.1327. eCollection 2020 Jan. PubMed PMID: 31993169; PubMed Central PMCID: PMC6977422.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6977422/

[5] Sinchan Biswas, Debabrata Sircar, Adinpunya Mitra, Bratati De. Phenolic constituents and antioxidant properties of some varieties of Indian rice. ISSN: 0034-6659. Publication date: 29 March 2011.
https://www.emerald.com/insight/content/doi/10.1108/00346651111117391/full/html

[6] Gilbert-Diamond D, Li Z, Perry AE, Spencer SK, Gandolfi AJ, Karagas MR. A population-based case-control study of urinary arsenic species and squamous cell carcinoma in New Hampshire, USA. Environ Health Perspect. 2013 Oct;121(10):1154-60. doi: 10.1289/ehp.1206178. Epub 2013 Jul 19. Erratum in: Environ Health Perspect. 2013 Oct;121(10):1159. PubMed PMID: 23872349; PubMed Central PMCID: PMC3801199.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3801199/

[7] Moon K, Guallar E, Navas-Acien A. Arsenic exposure and cardiovascular disease: an updated systematic review. Curr Atheroscler Rep. 2012 Dec;14(6):542-55. doi: 10.1007/s11883-012-0280-x. Review. PubMed PMID: 22968315; PubMed Central PMCID: PMC3483370.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22968315

[8] Hopenhayn-Rich C, Biggs ML, Fuchs A, Bergoglio R, Tello EE, Nicolli H, Smith AH. Bladder cancer mortality associated with arsenic in drinking water in Argentina. Epidemiology. 1996 Mar;7(2):117-24. Erratum in: Epidemiology 1997 May;8(3):334. PubMed PMID: 8834549.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8834549